Panamá y las Aguas sin Fronteras

 

El tema del agua como es propósito de este grupo de personas, de  difundir el concepto que las aguas no tienen fronteras entre todo que nos cerca, por más próximos de nosotros a mas lejos. En Panamá se organiza los Comités de Cuenca para planificar de como promover la gestión, con la participación de las comunidades para promover la conservación del agua para el usos  de múltiples fines.

Hay distintas formas de practicar los temas de aguas sin fronteras, y la cuenca hidrográfica es una, lo más ideal de todas, donde se planifica y gestiona de acuerdo su delimitación natural de las vertientes, y no por las divisiones administrativa.

Panamá también está en el Foro Mundial del gua y ciertamente dará sus contribuciones.

La experta Genoveva Quintero Burgo cuenta como este trabajo se promueve  y sus razones.

Comités de Cuenca Hidrográfica en Panamá, una nueva experiencia

¿Por qué Crear Comités de Cuencas?

La necesidad de proteger las cuencas hidrográficas con la participación de todos los entes que de una u otra forma inciden dentro de la misma ha permitido que  se trabaje en la consolidación de una estructura administrativa independiente, autónoma que garantice la gestión coherente participativa y transparente de todos los recursos naturales que se encuentren en este ecosistema incluyendo las actividades de la sociedad.

 

De esta manera se podrá prevenir el deterioro adicional del estado del recurso hídrico logrando la  protección y mejora del estado de los ecosistemas acuáticos y ecosistemas terrestres, en función de las necesidades de agua, considerando la importancia de fomentar el aprovechamiento sostenible del agua basado en la planificación a largo plazo del uso de los recursos disponibles.

 

Antecedentes:

La República de Panamá cuenta con normativas para el manejo, protección y conservación de los recursos naturales, desde la Constitución Política de la República de Panamá que dispone, que es función esencial del Estado velar por la salud de la población y garantizar que viva en un ambiente sano y libre de contaminación, en el que el aire, agua y los alimentos satisfagan los  requerimientos del desarrollo adecuado de la vida humana. Igualmente, señala que el Estado y todos los habitantes del territorio nacional tienen el deber de propiciar un desarrollo social y económico que prevenga la contaminación del ambiente, mantenga el equilibrio ecológico y evite la destrucción de los ecosistemas.

El 1 de julio de 1998 se sanciona la Ley 41, General de Ambiente, que crea a la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), hoy Ministerio de Ambiente (MiAMBIENTE), como la entidad autónoma rectora del Estado en materia de recursos naturales y del ambiente, esto permite que la ANAM (hoy MiAMBIENTE), al ver las necesidades y problemas que padecían las 52 cuencas hidrográficas a nivel nacional, crea la Ley 44 de 5 agosto de 2002, la cual establece el Régimen Administrativo Especial para el manejo, protección y conservación de las cuencas hidrográficas de la República de Panamá, que permita un desarrollo sostenible en los aspectos sociales, culturales y económicos, dicha Ley se reglamenta  el 23 de abril de 2013 a través del Decreto Ejecutivo 479, por esta razón fue hasta el año 2013 que se conforma mediante Resolución 0439 del 15 de julio el comité de cuenca hidrográfica del río La Villa, este proceso fue liderado por la Dirección de Gestión Integrada de Cuencas Hidrográficas (DIGICH), en colaboración con la oficina de Asesoría Legal del Ministerio de Ambiente.

La Ley 8 de 25 de marzo de 2015, crea el Ministerio de Ambiente como la entidad rectora del Estado en materia de protección, conservación, preservación y restauración del ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales y se establece que toda la normativa vigente en la República de Panamá relativa al ambiente donde se diga Autoridad Nacional del Ambiente se entenderá Ministerio de Ambiente.

Objetivo General:

Orientar las acciones y procedimientos necesarios para la creación y conformación de los Comités de Cuenca Hidrográficas, a nivel nacional.

Objetivos Específicos:

  • Estandarizar los procesos que nos llevarán a la conformación de los Comités de Cuencas Hidrográficas.
  • Hacer cumplir la normativa vigente en esta materia de la Ley 44 del 5 de agosto de 2002 y su reglamentación mediante el Decreto Ejecutivo 479 de 23 de abril de 2013.
  • Optimizar el uso de los recursos utilizados para la conformación de los Comités de Cuencas Hidrográficas.
  • Orientar a los funcionarios del Ministerio de Ambiente, acerca de los procesos que se deben seguir para lograr la conformación de los diferentes Comités de Cuencas Hidrográficas a nivel nacional.

Justificación:

En el proceso de conformación de los primeros Comités de Cuencas Hidrográficas establecidos en el territorio nacional, los funcionarios del Ministerio de Ambiente han generado experiencias en el cumplimiento de la implementación de la Ley 44 y su respectiva reglamentación, mediante el Decreto Ejecutivo 479. En tal sentido, tanto la Ley 44, como el Decreto Ejecutivo 479, no contienen los detalles operativos para cumplir con el establecimiento de los Comités de Cuencas Hidrográficas; es por ello que se requiere de la elaboración de un manual de procedimientos que detalle, de forma minuciosa, los pasos a seguir para la conformación de los Comités de Cuencas Hidrográficas, considerando los elementos técnicos y legales dentro del proceso.

Considerando que estamos ante un proceso participativo el cual comprende el intercambio, construcción y coordinación de conocimientos, recursos, capacidades, actividades que favorecen la resolución de conflictos, la determinación de responsabilidades, la simplificación de acciones y la no duplicación de funciones, optimizando el uso de los recursos.

Es por esto que para la gestión de cuencas hidrográficas, un proceso participativo, se debe contemplar lo siguiente:

  • Como proceso democrático crear condiciones para que la población organizada e informada, pueda hacer llegar su voz y su propuesta para la atención de las prioridades en su ámbito, participando en la gestión como agentes de cambio.
  • Es un proceso didáctico porque tantos funcionarios, organizaciones de la sociedad civil, población organizada y usuarios tienen mucho que aprender y mucho que enseñar, uno en relación con el otro. Este inter-aprendizaje implica respeto mutuo de valores y de cultura.

 

Es por ello,  que para disponer de Comités de Cuencas Hidrográficas funcionales, se requiere de la implementación de acciones de divulgación, sensibilización y fortalecimiento de capacidades, asumiendo claros compromisos como tareas previas a su constitución, para generar sinergias en la construcción de la legitimidad y eficacia que garantice su sostenibilidad en el tiempo.

 

PROCESO DE CONFORMACIÓN Y CREACIÓN

La conformación de los Comités de Cuenca Hidrográfica, se sustenta en la intervención de los usuarios y sociedad civil de manera conjunta con las instituciones del Estado, a través de mecanismos que permitan compartir responsabilidades en la gestión de la cuenca hidrográfica. Este proceso garantiza que, en la medida que se encuentren presentes en el Comité de Cuenca Hidrográfica, las principales entidades involucradas se tendrá el reconocimiento y legitimidad que se requiere.

Esta actividad implica desarrollar, a lo largo del proceso de conformación y creación de los Comités de Cuenca Hidrográfica, un conjunto de tareas orientadas a cambiar o generar actitudes hacia la participación en la gestión de la cuenca hidrográfica con un enfoque ecosistémico, las cuales deben ser recogidas en un plan de sensibilización y fortalecimiento de capacidades, orientado a generar las condiciones necesarias para que los diversos actores que operan en el ámbito de la cuenca, puedan desarrollar una adecuada gestión a partir de un trabajo coordinado y articulado, que promueva la maximización de su bienestar económico y social, sin comprometer la sostenibilidad de ecosistemas vitales, asumiendo el rol y responsabilidades que le competen, estando previamente informados sobre la realidad de la cuenca y el marco legal sobre el que se orientarán sus acciones.

 

Para el logro de un adecuado funcionamiento y desempeño de los Comités de Cuenca Hidrográfica, es pertinente que la conformación del mismo surja como resultado de un proceso planificado, el cual debe incluir las etapas siguientes:

 

  • Caracterización del territorio.
  • Conformación de un equipo operativo.
  • Determinación de indicadores y variables.
  • Planificación y coordinación intrainstitucional.
  • Planificación y coordinación interinstitucional (incluyendo autoridades y gobiernos locales).
  • Caracterización general de la cuenca e identificación de actores.
  • Sensibilización comunitaria por medio de diversos mecanismos de divulgación.
  • Convocatoria y acreditación de representantes.
  • Preparación del expediente para la conformación (esto es durante todo el proceso).
  • Conformación del Comité de Cuenca.
  • Fortalecimiento de capacidades a miembros del Comité de Cuencas.

 

 

Hasta la fecha se han creado 14 Comités de cuencas hidrográficas en todo el país, para el 2018 se espera conformar el resto de los comités de cuenca

¿Dónde nos encontramos?

Dado que esta experiencia ha iniciado recientemente en el 2013 y la mayoría de los Comités de Cuenca se han juramentado recientemente nos encontramos en la etapa de fortalecer los comités para que puedan avanzar de forma independiente y cónsona con la conservación de los ecosistemas dentro de cada una de sus cuencas.

Una de las principales problemáticas encontradas ha sido lograr la participación de las instituciones públicas dentro de los diversos comités como caso curioso las organizaciones no gubernamentales y los usuarios son los que más participan dentro de los mismos.

Es por esto que ante un cambio de gobierno el próximo año se hace necesaria la creación de una red de comités de cuencas en donde se fortalezcan y se preparen ante cualquier dificultad política en el futuro próximo.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *